El reloj ayurvédico

Mientras que la gran mayoría de las personas divide un día normal entre horas de trabajo, tiempo libre y sueño (y, por lo general, el trabajo se lleva la mayor parte de la vida cotidiana) el ayurveda contempla el día de una manera diferente: lo divide en seis períodos de cuatro horas, tres períodos diurnos y tres nocturnos que se corresponden a cada uno de los tres doshas. Para vivir una vida equilibrada y disfrutar de una buena salud, debemos sincronizar nuestros ritmos diarios con el antiguo reloj ayurvédico.

Según este reloj simbólico, el día comienza al amanecer con el terrenal, frío y pesado dosha kapha que se impone entre las 6:00 y las 10:00 de la mañana. La mitad del día, entre las 10:00 y las 14:00, le pertenece a pitta, el dosha caliente, agudo y feroz, conocido como el "rey de la digestión". Por último, el ligero, seco y aéreo vata gobierna la tarde, desde las 14:00 hasta las 18:00, momento en el que el ciclo comienza nuevamente.

¡LEVÁNTATE Y BRILLA!

Para sincronizarte, debes levantarte antes del amanecer, cuando vata aún es dominante. Una vez que el sol aparece, comenzamos a caer bajo el hechizo de tierra y agua de kapha. Puede que posponer la alarma se sienta muy placentero, pero si no te levantas antes de las 7:00, la densidad, opacidad y pesadez de kapha comenzará a colorear tu experiencia física y mental. Así que lo ideal es despertar al amanecer, antes de que canten las aves (suele ser alrededor de las 5:30, pero puede que en tu zona horaria sea a las 6:00). Comenzarás el día en sincronía con la luz de la naturaleza y te beneficiarás de las cualidades etéreas de vata, así como de la movilidad y claridad propias de este dosha que, casualmente, ayudarán tus prácticas de meditación.

DISFRUTA DE UNA COMIDA A MITAD DEL DÍA

El ayurveda nos anima a hacer la comida principal a mitad del día, cuando domina el fuego de pitta.

El ayurveda nos anima a hacer la comida principal a mitad del día, cuando domina el fuego de pitta. Este dosha nos ayuda a digerir todas las cosas, ya sean alimentos, pensamientos o sensaciones. El aspecto metabólico de la digestión, nuestro agni, trabaja mejor en este horario. Si comes más tarde, tu cuerpo tendrá dificultades para procesar los alimentos. Lo mismo sucede al comer en exceso durante la noche: el ayurveda recomienda una cena ligera para que el cuerpo termine de digerir la comida antes de ir a la cama, de esta manera pasarás del estado de vigilia a un estado de descanso (el ayurveda lo llama "sueño ligero") muy necesario para que Morfeo haga su trabajo.

BAJA LA ACTIVIDAD LENTAMENTE

Cerca de las 18:00 nos movemos otra vez desde vata a kapha. La misma energía de kapha —opaca, lenta, estable, pesada— que hace tan difícil levantarte después del amanecer ahora te ayuda a dormir placenteramente (por eso las personas que tienen predominancia del dosha kapha se van a la cama temprano). Si te sintonizas con este dosha, comenzarás a sentir la fatiga de la mente y el cuerpo y reconocerás el deseo de una buena noche de sueño.

EVITA EL SEGUNDO VIENTO

Cerca de las 22:00, la lámpara de aceite de pitta se apodera del somnoliento kapha. El cuerpo usa este período de cuatro horas (desde las 22:00 hasta las 2:00) para digerir experiencias, emociones y cualquier resto de comida consumida durante el día y para reparar y renovar el cuerpo. Como el pitta es intenso y caliente, si luchas contra el adormecimiento del período del kapha y te quedas despierto hasta muy tarde, recibirás un segundo viento que te mantendrá activo por varias horas (en ese caso, despídete de la posibilidad de tener una buena noche de sueño).

En esta situación, cuando por fin te duermes, mantener el sueño puede resultar todo un desafío porque el período de pitta da lugar al de vata y las cualidades del dosha se tornan más ligeras, sutiles y llenas de movimiento. De hecho, de acuerdo al reloj ayurvédico, comenzamos el proceso de "levantarnos" alrededor de las 2:00, por lo tanto, si continuamos inquietos hasta el amanecer, nos perdemos los beneficios del sueño que sostienen nuestro cuerpo, mente y ojas, la profunda vitalidad.

Alinear nuestra frenética vida moderna con reloj ayurvédico puede ser un desafío, pero tiene grandes recompensas.

Alinear nuestra frenética vida moderna con el reloj ayurvédico puede ser un desafío, pero tiene grandes recompensas. Muchos de los problemas de salud actuales (insomnio, acidez estomacal, ansiedad y depresión) están ligados a la falta de equilibrio en nuestras vidas. Sincronizar las comidas, los ciclos de vigilia y sueño y otras actividades diarias con los doshas nos ayudará a recuperar el equilibrio y la salud.

PRUEBA UNA RUTINA AYURVÉDICA ANTES DE DORMIR

Si te es posible, ve a la cama a las 10:00. Para lograrlo, ten en cuenta estos consejos:

1. Apaga el televisor al menos una hora antes de ir a la cama.

2. Evita hacer actividades online como comprar, leer noticias, chequear redes sociales o trabajar.

3. Usa esa hora extra para la autorreflexión, escribir un diario, hacer yoga restaurativo o meditación.

4. Date un gusto con un masaje de pies. Frota aceite de sésamo tibio con aroma a lavanda y ponte un par de medias viejas.

5. Escucha tu música favorita para relajarte profundamente o haz yoga nidra un poco más temprano. Así practicarás el descanso y calmarás el sistema nervioso. Si el yoga nidra lo practicas cerca de la hora de dormir, renovará tu energía en lugar de llevarte al sueño profundo.

6. Prepárate leche tibia aderezada con alguna hierba especial que induzca el sueño. Coloca media a tres cuartas taza de leche (orgánica y de vacas felices) en una cacerola, una pizca o dos de canela, cardamomo, nuez moscada y azafrán, agrega una cucharadita de ghee y revuelve por tres minutos. Retíralo del fuego y déjalo reposar durante un minuto. Añade miel raw, más o menos una cucharada de té. Lleva este elixir tibio a la cama, tómalo todo y prepárate para un descanso divino.

Acerca del maestro

Kathryn Templeton, MA, RDT/ MT/LPC, E-500 RYT, C-IAYT. Ayurvedic practitioner Kathryn Templeton has devoted... Leer más

Relacionados