El yoga nidra y los cinco koshas

La práctica de meditación del yoga nidra o sueño yóguico (también llamado sueño consciente), está basada en los cinco cuerpos principales o koshas, como se explica en las escrituras del yoga. Estas envolturas, también llamadas capas, son: el cuerpo físico, el energético, el mental/emocional, el de la sabiduría y el de la dicha espiritual. Como se describe en las escrituras del yoga nidra, cada una de las capas tiene su momento, adquiere importancia y luego se aleja para instalarse en su lugar, dejando al practicante tranquilo durante la meditación.

Imagina por un momento que estás con cuatro amigos en una fila, van a conocer a una celebridad que todos admiran, Z. El famoso Z saluda al amigo A quien, extasiado, queda contentísimo por el encuentro. Luego tiene su turno el amigo B, quien después saludar a Z necesita sentarse para calmar sus nervios, pero también está muy contento. Entonces Z saluda a tus otros dos amigos, que también quedan muy satisfechos por el encuentro y se van a caminar un poco para procesar la emoción. Pero, antes de que llegue tu turno, Z se disculpa porque se tiene que ir. Esta secuencia de eventos te deja molesto y decepcionado. Si Z hubiera pasado tiempo con los cinco, estarías charlando, contento, unido con los demás en una experiencia compartida. Pero cuando alguien queda afuera, se produce una discordancia: hay algo que no está bien.

Puedes imaginarte a los koshas de manera parecida: si uno de ellos es ignorado o queda insatisfecho, hay una falta de armonía. Es por eso que, como maestra de yoga nidra, me aseguro de prestar atención a cada capa y experiencia para que el sentimiento general al despertar sea el de unidad con uno mismo.

Conozcamos cada uno de los cinco koshas y exploremos cómo se relacionan con una práctica de yoga nidra.

1. La envoltura física

La primera envoltura —y quizás la más fácil de identificar— es la envoltura física o annamaya kosha. Literalmente significa "cuerpo de alimentos". El annamaya kosha incluye todos tus músculos, huesos, tendones y ligamentos. Puedes experimentar este kosha directamente: es tu cuerpo, puedes verlo y sentirlo.

En una práctica de yoga nidra, atendemos a esta capa con una experiencia física como un escaneo corporal. Podrás escuchar indicaciones como: "Relaja la cabeza, los brazos, las piernas, la parte superior del cuerpo, la parte inferior...". Se habla directamente con el cuerpo y se lo observa. A medida que te mueves a la siguiente envoltura, el cuerpo físico, en cierto sentido, se aleja de tu conciencia directa.

2. La envoltura energética

La segunda envoltura es pranamaya kosha, el "cuerpo de energía". Esta envoltura puede ser percibida, pero es mucho más sutil que el annamaya kosha. De acuerdo con la filosofía yóguica, nuestro prana o energía se mueve a través de los canales internos llamados nadis y viaja en la respiración. Aunque prana a veces se traduce como "respiración", no es la respiración en sí misma. Funciona con la respiración, pero es más sutil que la respiración.

En una práctica de yoga nidra, canalizamos el pranamaya kosha al observar la respiración. Se te pedirá simplemente que observes tu inhalación y tu exhalación. También se te puede indicar una práctica como nadi shodhana (respiración de las fosas nasales alternadas) sin usar los dedos, en ese caso escucharás algo como: "Inhala por tu narina derecha. Pausa. Exhala por tu narina izquierda. Pausa. Inhala por tu narina izquierda. Pausa. Exhala por tu narina derecha" y así sucesivamente. El objetivo es que, a medida que te concentres en la respiración, se liberen algunas de las restricciones energéticas de tu cuerpo. Entonces, esta envoltura, al igual que la envoltura física, se aleja.

3. La envoltura mental/emocional

El tercer kosha es el manomaya kosha o el "cuerpo mental/emocional". Esta es una de las envolturas más fascinantes, donde se dice que residen nuestras emociones. Cuando sentimos que somos arrastrados por la ira o el miedo (o estamos deslumbrados, como el amigo B en el ejemplo anterior), entonces estamos viviendo en este kosha. El manomaya kosha se relaciona con nuestro estado mental instintivo en todas las situaciones, revelando la comunicación voluntaria e involuntaria con nosotros mismos y con los demás. Si evitamos lidiar con esta envoltura aplastándola e ignorándola, nuestras emociones se dispararán a la superficie (y más allá), llevándonos a un punto de quiebre en el que ya no podremos contener nuestras reacciones emocionales y/o físicas. Es por eso que esta envoltura se aborda en yoga nidra, donde podemos experimentar las emociones sin ser gobernados por ellas.

Se te puede pedir que observes las sensaciones de pesadez o levedad, lo que sientes en tu corazón o también que recuerdes un momento en el que te sentiste relajado (y luego un momento en que no). Otra parte genial de este ejercicio es que puedes sentir que el manomaya kosha es en verdad una envoltura separada, que tú no eres ansiedad o felicidad o ira, esas son reacciones o emociones que simplemente ocurren dentro de ti.

Una vez que hayas abordado esta envoltura, también se alejará.

4. La envoltura de la sabiduría

Esta envoltura es el vijnanamaya kosha o el "cuerpo de la sabiduría". Es el hermano más inteligente e intuitivo de manomaya kosha. Algunas veces, algo inesperadamente lúcido sale de tu boca y te preguntas a ti mismo: "¿De dónde vino eso?" Ese es tu vijnanamaya kosha revelándose. Otro ejemplo es tu reacción visceral. Por ejemplo, no sabes por qué no atravesaste una calle que cruzas todos los días, aunque miraste a ambos lados y no viste nada. Algo en tu interior te dijo que no lo hicieras y un momento después un automóvil apareció a toda velocidad. ¡Elegir una ruta diferente quizás te salvó la vida! Esto es el vijnanamaya kosha en acción.

Generalmente, en yoga nidra trabajamos con vijnanamaya kosha a través de una visualización o una historia. Eres tú observándote. Casi como una alucinación, ¿verdad? Desde un estado superior del ser, donde tú y yo no somos diferentes y no estamos separados, podrías verte caminando por un bosque lluvioso observando hojas de color verde oscuro, con flores rosadas que crecen y crecen hasta que sus centros amarillos emiten un rayo de luz que atraviesa todo tu cuerpo. La escucha, la observación y el sentir provienen de un profundo estado interno. Después de la visualización, esta envoltura también se aleja y pasa a un segundo plano.

5. La envoltura de la dicha espiritual

La quinta envoltura es el anandamaya kosha o "cuerpo de la dicha espiritual". Podría describirse como una absorción total de un estado de gran felicidad. Este es el más sutil de los cinco koshas, con una delgada separación entre tú y lo divino.

En yoga nidra, esta envoltura está presente en las prácticas de las otras envolturas, también en el breve silencio que aparece después de terminar el viaje y antes de salir de la meditación. Generalmente hago entre uno y cinco minutos de silencio aquí, ya que hay mucho que explorar en ese espacio, principalmente sentirse a uno mismo completamente envuelto en la práctica.

Por lo general, al despertar del sueño yóguico hay una sensación de unidad entre el cuerpo, la respiración y la mente. La sensación es de plenitud, un sentimiento de paz y confort en completo silencio. Cuando la práctica da este resultado, quiere decir que todas tus envolturas han sido alcanzadas. Como en el ejemplo con el famoso Z, ha saludado a cada uno de tus amigos y a ti, dejándolos satisfechos y en un estado de paz y relax.

Acerca del maestro

This content is presented by one or more of the talented and dedicated staff members that we've worked... Leer más

Relacionados