Postura del perro boca abajo

Estructura de la postura y movimientos clave

Comienza en cuatro patas (a gatas) con las rodillas apenas detrás de la línea de las caderas. Alinea los pliegues de las muñecas con el borde frontal del tapete, separa los dedos uniformemente y haz fuerza con los pulgares hacia los dedos y con los dedos hacia los pulgares (como si estuvieras arañando el piso).

Presiona los metacarpos del dedo pulgar e índice firmemente contra el suelo. Extiende los dedos de los pies, apoyándote en la base, y empuja las caderas hacia arriba y hacia atrás para entrar en el perro boca abajo.

Al principio, flexiona las rodillas. Asegúrate de que están apuntando hacia adelante (por las dudas, orienta las rodillas en dirección al dedo meñique de cada pie sin dejar de arraigar el metatarso de los dedos gordos).

Mantén las puntas de los dedos de las manos y los metacarpos arraigados, haciendo ese movimiento de sujeción o de arañar el piso (¡resiste, no te caigas sobre las muñecas ni despegues los dedos del piso!).

Temas relacionados

Acerca del maestro

Este contenido es presentado por uno o más de los talentosos y dedicados miembros del personal con los... Leer más

Relacionados